Curso de formación del

método SHEN HO

El MSH (Método Shen Ho) es un masaje terapéutico que aúna distintas técnicas de terapias manuales, Tui Na (masaje Medicina Tradicional China), Quiromasaje Terapéutico, Quiropraxia, técnicas Miofasciales y deportivas, Reflexoterapia raquial (Neuro-Reflejo), Reflexoterapia podal y manual, y Drenaje Linfático Manual.

 

El masaje es una combinación de técnicas orientales y occidentales. Se ejerce sobre el Sistema Muscular (Meridianos Tendino Musculares en MTC), Zonas y Puntos Neuro-Reflejos y Puntos Acupunturales.

 

Se efectúan las maniobras, presiones y estiramientos con el aporte de elementos naturales como son las rocas volcánicas con propiedades magnéticas y magnetitas naturales calientes (45°-50° C), "Martillos de Jade" y "Caña de Bambú".

Las rocas volcánicas que se emplean en el MSH son basalto o basanita olivínica, que por su composición, tienen propiedades magnéticas de baja intensidad. Las magnetitas naturales atesoran “susceptibilidad magnética” similar a las empleadas en las rehabilitaciones médicas (Magnetoterapia).

Por lo tanto, la acción que producen las rocas volcánicas y las magnetitas calentadas a 40º- 50ºC se encuadran en los campos de la Termoterapia y Magnetoterapia.

Estas propiedades potencian las maniobras, estiramientos y presiones del masaje, aportando un plus terapéutico.

La acción conjunta permite que las maniobras no sean bruscas ni dolorosas, y produce una sedación y analgesia sobre el sistema nervioso, una relajación y acción descontracturante sobre el sistema muscular, una vasodilatación que regula la presión arterial y estimula el sistema inmunológico; genera un efecto analgésico en los casos de algias o atrapamientos neuromusculares agudos (lumbalgia, cervialgia, ciática, etc.) y sobre las patologías óseas (artritis, artrosis, etc.), se potencia la movilidad articular, normaliza el sistema digestivo, circulatorio, respiratorio y el sueño.

 

El MSH propone para los tratamientos, distintas planos operativos.

Bajo una concepción holística, se incide desde los trastornos motores hasta los planos emocionales

En una primera instancia se aborda las zonas doloridas del paciente. Lograda la analgesia, se incide con respiraciones conscientes, con las que se logra una mayor relajación, para centrar luego la terapia en la raíz de la sintomatología y sus resonancias viscerales y emocionales.

Se puede citar entre otros beneficios del método Shen Ho, una acción:

 

Analgésica
Antiinflamatoria
Antiespasmódica
Miorelajante
Descontracturante
Disminuye la rigidez articular y vertebral.
Elimina síndromes álgidos (lumbalgia, tendinitis, miofibritis)
Desactiva puntos gatillo
Acelera la reabsorción de edemas
Genera una vasodilatación y termorregulación
Disminuye la presión arterial, viscosidad y la coagulación sanguínea
Mejora la circulación linfática y sanguínea
Por estímulo iónico, actúa sobre los iones del c+ del tejido óseo, fortaleciendo al mismo.
Aumento en la nutrición celular
Mejora los procesos digestivos y metabólicos

 

Para desarrollar el método, es necesario:

 

Tener presente la fisiología de la MTC (Medicina Tradicional China), como la fisiología del cuerpo humano como se entiende en occidente, ya que se pueden apreciar mejor los síntomas y coincidencias, y efectuar una terapia más completa.

Se debe ejercitar un soporte respiratorio por parte del terapeuta, en la cual se apoya a la hora de transmitir distintas calidades energéticas.

Disponer de los elementos adecuados para la práctica del mismo.

 

Por lo breve de tiempo en el que se desarrolla el taller, es adecuado una base de conocimientos fisiológicos y anatómicos, para desarrollar a nivel teórico los pilares en lo que se apoya el MSH.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página

GABRIEL MONEDERO
Móvil (00 34) 652 217 448
gm.shenho@gmail.com

© Gabriel Monedero