EFECTOS

En el Sistema Nervioso:

En los nervios periféricos por las Vías Nociceptivas desencadena un aumento del umbral del dolor, un efecto analgésico. Se puede producir una sedación y analgesia en casos de atrapamientos o Síndrome Miofascial o Miofibrilar (Plexo Braquial, Axilar, Supraescapular, Radial, Mediano, Cubital, Femorocuatáneo Ciático, Peroneo común) y desactivar los Puntos Gatillo. Causa un efecto analgésico y descontracturante en los casos de algias neuromusculares agudas (lumbalgia, cervialgia, ciatialgia, etc.).

Por la acción neuro-refleja o acupuntural se puede ejercer un efecto analgésico a distancia (cefaáleas, cólicos digestivos, sensaciones de náuseas, etc.).

 

En el Sistema Circulatorio:

Produce una vasodilatación. Disminuye la resistencia de la circulación de la sangre y promueve la circulación venosa. Aligera la carga del corazón y se mejoran los niveles de presión arterial en los casos de hipertensión. Produce una mejor oxigenación en la sangre por el efecto del magnetismo en la hemoglobina, aportándo nutrientes a los órganos internos y en zonas distales.

 

En el Sistema Respiratorio:

Puede mejorar el abastecimiento de la sangre a los músculos respiratorios y un aumento de elasticidad, mejorando así la función del sistema respiratorio, con los beneficios de una mejor oxigenación y calidad de los nutrientes en todo el organismo.

 

En el Sistema Motor:

Puede mejorar la elasticidad y extensión de los músculos, tendones y fascias; aumentar la amplitud de los movimientos articulares y así acrecentar la capacidad motora del cuerpo previniendo lesiones. Produce un efecto de sedación sobre sistema basal que ocasiona una acción miorrelajante y analgésica. Puede aumentar la fuerza y la función de los músculos, eliminar la fatiga muscular y deactivar los puntos Gatillo, adherencias y contracturas. Ayuda, por las propiedades térmicas y magnéticas en la rehabilitación de lesiones tendinomusculares (esguinces, tendinitis, fascitis) ya que se estimulan los procesos regenerativos tisulares.  La magnetoterapia ayuda a la fijación del calcio en el hueso por lo que es beneficioso para el tratamiento de osteoporosis local o generalizada, retardo de osificación en las fracturas óseas, pseudo-artrosis, Artrosis-Artritis, Reumatismos peri-articulares, Polimialgia reumática, síndromes discales, radiculitis, periartritis.

 

En el Sistema Digestivo:

En el MSH, por la acción térmica puede provocar un aumento en el abastecimiento de sangre al sistema digestivo, las maniobras colaboran en la mejora del movimiento peristáltico y en la secreción de los jugos gástricos.

La acción magnética promueve un aumento de niveles de triptocina (enzima digestiva) en el Intestino Delgado, con lo que se obtiene una mejor fitración de nutrientes y una estimulación en los órganos excretores.

En el Sistema Linfático:

Activa el Sistema Linfático y ayuda a la descongestión de la linfa, manteniendo el equilibrio de líquidos en los tejidos y en la sangre. Contribuye, de manera principal, a estimular el Sistema Inmunológico. Elimina las toxinas para conservar las concentraciones proteínicas básicas en el líquido intersticial.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página

GABRIEL MONEDERO
Móvil (00 34) 652 217 448
gm.shenho@gmail.com

© Gabriel Monedero